Jueces y Arbitros

El árbitro debe garantizar la seguridad de los boxeadores. La interpretación de cualquier regla o cuestión referida al combate y a los incidentes del mismo no contemplada en estas reglas queda en manos del árbitro.

La principal obligación de un árbitro de boxeo amateur consiste en impedir que un boxeador reciba golpes innecesarios y excesivos. El árbitro deberá interrumpir el combate inmediatamente cuando un boxeador parezca incapaz de defenderse de forma apropiada.


El árbitro está capacitado para suspender cualquier combate en cualquier momento si:

a. Considera que el combate es demasiado desigual.
b. Se lesiona un boxeador. (Cuando observe alguna hemorragia en la cabeza, el árbitro dará la orden de “Stop El médico informará al árbitro sobre la oportunidad de proseguir el combate o de decretar una suspensión arbitral del combate [Referee Stop Contest, RSC]. El árbitro podrá consultar al médico siempre que lo considere necesario durante un combate, también entre los asaltos.
c. Considera que los boxeadores no pelean en serio.
d. Un boxeador no cumple inmediatamente las órdenes o muestra un comportamiento ofensivo o agresivo con el árbitro en cualquier momento antes de anunciarse al vencedor.
e. El preparador o el ayudante del boxeador no cumple las órdenes del árbitro.
f. El árbitro puede advertir a un boxeador o interrumpir el combate y amonestar a un boxeador por infracciones cometidas o por cualquier otro motivo a fin de garantizar el juego limpio o el cumplimiento de las reglas.
g. Con o sin advertencia previa, puede descalificar a un boxeador que ha cometido una infracción.
h. Cuando un púgil sea derribado, el árbitro puede dejar de contar cuando el rival -intencionadamente- no se retire a un rincón neutral o si tarda en hacerlo.

 

Tipos de infracciones:
a. Dar golpes por debajo de la cintura, agarrar, poner la zancadilla, dar puntapiés o rodillazos